ALIMENTACIÓN SALUDABLE Y NUTRICIÓN PERSONALIZADA

PERIODO MAYO/AGOSTO 2022_ Total de informaciones analizadas: 92

Interpretando el mapa…

¿Quieres compartir este mapa en formato original? Descárgalo aquí

La salud como eje

La pandemia ha acelerado la tendencia hacia un consumo alimentario más centrado en la salud. El consumidor quiere cuidarse y por ello pide a las empresas productos que le suponga un beneficio y que sean saludables.

Ante esto, las empresas siguen investigando para aportar a sus productos ese plus (tanto en salud como en funcionalidad, sin olvidarse de la mejora en el perfil nutricional).

Según una investigación del Global Wellness Institute, se espera que la industria global del bienestar crezca a una tasa interanual del 10 por ciento, 7 mil millones de dólares en 2025. Asimismo, la startup israelí Tastewise informó que el 33% de los consumidores recurren con frecuencia a productos alimenticios para satisfacer sus necesidades de salud.

Por ello, no es de extrañar la buena salud, del macroescenario de Alimentación saludable. Dentro de esta categoría, las noticias sobre Alimentos Funcionales son las que más presencia han tenido en los medios en este tiempo analizado (mayo-agosto de 2022). En esta edición, este escenario alcanza una cuota de voz del 4,17%, dentro del total del Mapa de Escenarios de Oportunidad, cuando en la anterior edición (enero-abril de 2022) se quedó en el 3,79%.

Algunos lanzamientos notables que se han podido ver en este periodo han sido los protagonizados por Brainiac Foods, con su cremas de almendras formuladas para apoyar la salud del cerebro, o la expansión al mercado mayorista de los alimentos funcionales de Nutrigums.

A pesar de este avance, aún quedan varios retos que superar como es seguir generando credibilidad con los mensajes. Y eso se consigue con mayor evidencia científica. El uso de tecnologías ómicas, combinadas con plataformas de cribado in vitro o in vivo en modelos animales, puede contribuir a aligerar esos procesos de validación científica.

Las referencias que cuentan con probióticos, prebióticos o postbióticos siguen creciendo tanto en investigación como en el mercado. Se espera que el sector de los ingredientes probióticos alcance los 6,06 mil millones de dólares en 2028, cuando en 2021 sumó los 3,49 millones de dólares, según el estudio Probiotic Ingredients Market Forecast to 2028-Covid Impact and Global Abalysis by Tipe and Application, realizado por Research and Markets.

En estos meses hemos localizado novedades como la bebida tropical prebiótica de Moju o la creación de un salmorejo probiótico para personas intolerantes a la lactosa o con hipercolesterolemia por parte de investigadores del CSIC, junto con la startup sevillana Oleica y la empresa cordobesa Culinary Concepts Group. Además, una novedad destacable también es el Kéfir de agua ‘Aqua’ con probiótico de la empresa Biosaun.

Un ejemplo de lo variable de este sector lo tenemos en el caso de ADM, que en estos cuatro meses de análisis, primero anunció que iba a inaugurar en 2022 una planta de probióticos en Carcaixent (Comunidad Valenciana), para posteriormente informar del retraso en la apertura de ese proyecto a 2023.

Derribar la barrera que supone la dificultad técnica en alcanzar el escalado industrial en alguna clase de probióticos y seguir investigando el potencial de determinados microorganismos son algunos de los desafíos a los que se enfrenta esta categoría, tal y como se comentó en la última feria de Probiota.

Un escenario que se está convirtiendo en un deber para la industria alimentaria es el de Mejora del perfil nutricional, debido a las preferencias de los consumidores. Por ello, multinacionales como Coca-Cola o Pepsi están introduciendo nuevas variedades sin azúcar para satisfacer esas demandas, y Europastry trabaja en variedades bajas en azúcar como sus magdalenas.

Incluso la reducción del azúcar, aparte de servir para la mejora nutricional de los productos, puede ser una estrategia “efectiva para disminuir los costos y superar los desafíos de la inflación”, según indican desde Tate & Lyle.

Pero no solo las empresas trabajan en sustituir o bajar las cantidades de azúcar en sus productos. También, otras compañías se centran en moderar la cantidad de sal o grasas en sus variedades. Tal es el caso del queso blanco sin lactosa de Arla, que llega con menos porcentaje de grasa y sal.

A nivel tecnológico, se espera que gracias a tecnologías como la fermentación o la encapsulación se pueda avanzar en el desarrollo de ingredientes alternativos a los edulcorantes o sazonadores más tradicionales.

El escenario de bebidas No-lo continúa presentando novedades o ampliaciones de gama. El último estudio ‘Radar de la Innovación’ de la consultora Kantar Wordlpanel señala que en 2021 las bebidas light, 0% alcohol y con alcohol lideraron las innovaciones en el sector del gran consumo.

Según una información de Green Queen Magazine, se prevé que el mercado mundial de bebidas no alcohólicas alcance los 1,36 mil millones de dólares en 2022, y que se incremente anualmente un +5,56%. “Se estima que las versiones sin alcohol de bebidas populares muestren un rápido crecimiento en los próximos años”, indican en la noticia.

Algunos países ya están lanzando iniciativas legislativas relacionadas con este tema. Uno de ellos ha sido Malasia, en el que recientemente se ha publicado formalmente nuevas restricciones sobre el etiquetado de bebidas sin alcohol. La más notable ha sido la prohibición de usar en la etiqueta términos como ‘0% alcohol’, ‘sin alcohol’ u otras expresiones similares, en las bebidas que se desalcoholizan.

En cuanto a lanzamientos, algunas de las novedades de estos meses han sido Bolle, un vino bajo en alcohol, o la cerveza ‘Triple Zero’ de Ambar.

Nutrición personalizada es un macroescenario independiente, pero muy relacionado con la salud. Por ello, hemos decidido incorporar esta categoría dentro del de Alimentación Saludable.

Se espera que esta categoría crezca en los próximos años. El estudio Taste Tomorrow, elaborado por Puratos, revela que los españoles ya no buscan solo productos saludables, sino que han ido un paso más allá y quieren hiperpersonalizar su dieta. En concreto, “un 72% pide opciones adaptadas a un estilo de vida saludable o a unas necesidades particulares de salud”, indican desde el informe.

En este sentido, resaltamos las oportunidades que se abren tanto en el escenario de nutrición personalizada como en el de colectivos con necesidades. En el primero destaca en estos meses la solución de myAir, que utiliza la nutrición personalizada (a través de los datos que recopila a través de un cuestionario) para ayudar a los consumidores a reducir sus niveles de estrés de la manera más individualizada posible.

Uno de los grandes retos de este escenario es lograr desarrollar un “conjunto de estándares y mejores prácticas para diseñar y evaluar la eficacia de las intervenciones personalizadas”, ya que según la opinión de los expertos del estudio ‘Perspective’, publicado en la Oxford Academy: “los enfoques actuales del modelado estadístico son limitados, debido a que se basan en una cohorte de entrenamiento y a veces carecen de visión mecanicista”.

En cuanto a la categoría de colectivos con necesidades especiales, esta muestra desarrollos interesantes como los de Myprotein, enfocado para deportistas y que utiliza el suero de leche de Perfect Day, obtenido a partir de fermentación de precisión, o Alpro, con nuevos productos altos en proteínas también dirigidos para gente que practica deporte. También, Danone, que ha lanzado su primera fórmula infantil híbrida en la que mezcla un 60% de proteína de origen vegetal con un 40% de proteína a base de lácteos.

Asimismo, la industria alimentaria está trabajando en producir alimentos para grupos homogéneos, con demandas comunes. Algunas de estas investigaciones se están centrando en producir alimentos para reforzar el sistema inmune, potenciar el sueño, combatir los problemas cardiovasculares o los de deglución, mejorar la salud ocular, prevenir la ansiedad, o enfocado a los intolerantes a la lactosa, como es el caso de FreeShakes  o la hamburguesa para personas con disfagia, elaborada entre CNTA y Cocuus.

Descubre ediciones anteriores

Profundiza en otros macroescenarios